Las fuentes musicales judías en Francia

Hervé Roten – Actas del 19° congreso de la IAML – julio de 2001

El origen de la comunidad judía en Francia es muy antiguo. Fue en el año 6 después de Cristo cuando Arquelao, Etnarca de Judea, desterrado por el Emperador romano Augusto, se instaló en la ciudad de Vienne (Isère). Bajo los Reyes Merovingios, familias judías establecieron su residencia en los territorios de los francos. A lo largo de los siglos siguientes, estas agrupaciones, generalmente pequeñas, se desarrollaron o desaparecieron a merced de las vicisitudes de la historia.

En los albores de la Revolución francesa, la comunidad judía constaba con cerca de 40.000 miembros principalmente establecidos en Alsacia-Lorena, en el Condado Venaissin y en el suroeste de Francia. Con la emancipación, le judaísmo francés se enriqueció a lo largo del siglo 19 con elementos venidos de Europa central y, en particular, de Alemania. En 1880, los pogromos que afectaron a Rusia provocaron la emigración de Judíos polacos, rumanos y rusos a Francia. A partir del 1908, Judíos originarios de los países otomanos (en particular Salónica, Constantinopla y Esmirna) viajaron a través de Francia y a veces se instalaron allí. Entre las dos guerras, distintas olas sucesivas trajeron más de 100.000 Judíos originarios de Italia, de Europa central y oriental (Alemania, Austria, Hungría, Checoslovaquia, Rusia, Polonia, Ucrania, Letonia, Lituania…), a los cuales se sumaron Judíos sefardíes de Grecia y de Turquía.

Tras la segunda guerra mundial, la comunidad judía de Francia se debilitó muchísimo. El Rabinato estuvo diezmado y la desafección de las prácticas religiosas muy presente. Será necesario esperar la llegada de cerca de 200.000 Judíos de África del Norte, entre 1956 y 1967, para que el judaísmo francés empiece un renacimiento a la vez religioso y cultural.

Hoy en día, el judaísmo francés es particularmente compuesto. Se estiman en unos 600 a 700.000 personas, y constituye un verdadero mosaico de comunidades con tradiciones y orígenes muy distintos.

I. Músicas judías en Francia: una vista previa

Las tradiciones musicales judías en Francia reflejan la dimensión multicultural
del judaísmo. Del canto sinagogal al folclore yiddish, de las danzas orientales a la música klezmer de Europa del Este, un espectador inexperto quizás se desconcertará ante la heterogeneidad de las prácticas musicales. Sin embargo, éstas se dividen en dos géneros: por una parte, una música religiosa de uso interno; por otra parte, una música profana que se basa en las fuentes de la etnicidad.

1) La música religiosa

La música litúrgica representa la mayor parte de la práctica musical judía. El canto, omnipresente en la sinagoga o en casa, da ritmo a la vida del fiel. Cada Judío religioso va a la sinagoga tres veces al día para y recitar las melodías aprendidas de sus padres según la tradición oral. Las festividades judías dan lugar a un desarrollo musical más o menos marcado en función de su significado y su importancia dentro del calendario litúrgico.

Los cantores asumen, junto al rabino, las partes vocales del oficio. Los fieles les contestan   cantando diferentes partes de las oraciones. Entre estos creyentes, podemos destacar la importancia del Ba’ale massore [1]Textualmente: titular de la tradición.. Este erudito, que conoce la tradición de memoria, es garante de la observación correcta de los ritos y de las melodías cantados en su sinagoga. Podemos observar que estas tradiciones, inicialmente orales y monódicas, se codean desde el siglo 19 con un repertorio polifónico para coro, a veces acompañado con el órgano, a pesar de la prohibición de los instrumentos de música en la sinagoga desde la destrucción del Templo (70 d.C.)[2]Única excepción notable, le shofar es un cuerno de carnero en el que se sopla durante las celebraciones del año nuevo (Rosh Hashaná) y del Día de la Expiación (Yom Kipur).

Cada sinagoga posee su propio rito musical, que depende de la práctica de tradiciones seculares y del origen de la mayor parte de los fieles. Así que, en una comunidad homogénea, compuesta únicamente por Judíos tunecinos, se cantarán las oraciones según el rito tunecino. En la gran sinagoga parisina de la rue de la Victoire, el rito asquenazí, procedente del período consistorial, difiere de un rito asquenazí polaco o ruso, por ejemplo. Algunas comunidades – en particular en las ciudades donde la población judía es numéricamente escasa – agrupan creyentes de orígenes muy diversos, entonces ocurre una mezcla de melodías y tradiciones según el impacto y la fuerza de los grupos presentes.

2) La música profana

Aparte del culto, existe una práctica musical comunitaria de tipo profano. La música, en este caso, sirve de marcador identitario, que demuestra una cultura floreciente hoy en vías de desaparición. Así que cuando los Asquenazíes hacen revivir las melodías vibrantes del folclore yiddish; los Jasidíes bailan y expresan su alegría al son de orquestas klezmer evocando los antiguos conjuntos instrumentales de Europa del Este; y las antiguas romanzas o canciones de cuna judeoespañolas narran la historia del reino de Salomón.

Estas prácticas artísticas tienen lugar generalmente en centros comunitarios, salas de fiestas, salas de concierto o incluso en café-teatro. El canto es el elemento predominante pero el baile, que perpetúa el folclore jasídico o israelí, tiene un papel significativo. Para acompañar a los cantantes o a los bailarines, instrumentos como violín, clarinete, acordeón, guitarra y diversos tipos de percusiones se usan frecuentemente. A menudo los distintos intérpretes de estas músicas no están especializados en una tradición única. No dudan en apropiarse de repertorios fácilmente intercambiables, encadenando canciones yiddish y músicas judeoespañolas. Así que usan un amplio repertorio musical, procedente de las tribulaciones del pueblo judío, para crear una especie de folclore místico y estilizado.

Otro factor de novedad: desde hace algunas décadas, cantos o bailes populares israelíes[3]Como por ejemplo la Hora que es un baile originario de Rumania. se añadieron al repertorio de las tradiciones musicales judías. Por lo general, se tocan estas músicas populares dentro de movimientos juveniles o durante grandes fiestas familiares, como bodas, iniciaciones religiosas (Bar mitsvah), o incluso circuncisiones.

Este breve panorama pone de relieve la vivacidad y la gran diversidad de las tradiciones musicales judías en Francia. En contacto con civilizaciones circundantes, las músicas judías absorbieron muchos elementos estilísticos exógenos: así que las antiguas cantilaciones bíblicas se codean con poesías medievales andaluzas, melodías de Europa del Este y composiciones líricas del siglo 19. En este sentido, las músicas judías son tierras fósiles, constituidas por capas musicales de épocas y lugares distintos, una memoria musical viva de la humanidad que es urgente recoger y estudiar antes de que desaparezca tras los trastornos sociodemográficos del siglo 20 (Holocausto, matrimonios interculturales, asimilación e influencia creciente de la cultura israelí).

Para dar respuesta a esta necesidad, la Fundación del judaísmo Francés desarrolló la idea de un programa de investigación dedicado a los patrimonios musicales de los Judíos de Francia.

II. El programa Patrimonios Musicales de los Judíos de Francia

El programa Patrimonios musicales de los Judíos de Francia se articula en torno a cuatro ejes fundamentales:

– 1) identificar los distintos participantes en el ámbito de las músicas judías (organismos rabínicos, expertos de las tradiciones, asociaciones musicales, músicos…) para constituir un guía y un repertorio de las tradiciones musicales judías en Francia,

– 2) catalogar los archivos musicales y apoyar su conservación,

– 3) recopilar un conjunto de documentos orales o escritos particularmente representativos de la diversidad de las tradiciones musicales judías en Francia,

– 4) valorizar este patrimonio con la organización de eventos (conciertos, conferencias, coloquios) y con la difusión de una colección de discos dedicados a los patrimonios musicales de los Judíos de Francia (grabaciones originales o digitalización de archivos musicales inéditos).

Una parte de los datos recogidos en el ámbito del programa de investigaciones Patrimonios musicales de los Judíos de Francia será disponible en una página web. Concebido como una apertura hacia las prácticas musicales judías en Francia, esta página web seguirá la actualidad musical judía (calendario de eventos, datos biográficos de los músicos, fragmentos de las últimas publicaciones discográficas, etc.) y será el principal enlace con otros centros de recursos en el ámbito de las músicas judías (ver el mapa web en el anexo 1).

A plazo, uno de los objetivos será poner a disposición del público en general una “vitrina” sonora y visual de las creaciones y de las tradiciones musicales judías en Francia a través de las edades.

III. Los archivos musicales judíos: elementos de inventario

El inventario de los lugares de prácticas, de conservación y de difusión de las músicas judías empezó aproximadamente un año. Aún es muy pronto para obtener resultados significativos. A lo mejor es posible revelar algunos elementos de inventario efectuados en París y su región donde se encuentran cerca de dos tercios de los 600 y 700 000 Judíos de Francia.

La primera parte de mi trabajo sirvió para ponerse en contacto con las Instituciones o Asociaciones susceptibles de poseer documentos con un contenido musical judío. He relegado voluntariamente para más tarde el censo de los archivos perteneciendo a coleccionistas particulares; su acceso no es de los más fáciles y deberá ser objeto de un enfoque individualizado. La comunidad judía siendo bastante institucionalizada, pude rápidamente ponerme en contacto con los responsables de diversas instituciones judías. Una vez que fue expuesto el objetivo de mi enfoque, mis interlocutores generalmente aceptaron la colaboración abriéndome las puertas de su colección.

Durante la investigación, dos situaciones se presentaron: o las colecciones eran clasificadas en el inventario, o – la mayoría de las veces – apenas archivadas en cajas de cartón o aún peor descuidadas en un estado de descomposición a veces muy avanzado. En el segundo caso, he tenido que hacer un inventario rápido que quedó registrado en un cuaderno esperando ser registrado en una base de datos informática actualmente en proceso de constitución. Mi primer objetivo era encontrar las principales fuentes de músicas judías, y elaborar un inventario básico sin sustituir al trabajo de catalogación que seguirá siendo competencia de las Instituciones propietarias de las colecciones.

Lugares de documentación y principales resultados del inventario:

– Archivos del Consistorio Central de Francia

17 rue Saint Georges – 75009 Paris (Contacto: Philippe Landau)
Colección rica, pero en un mal estado de conservación. Ningún inventario.

Descripción del fondo:

  • 13 recopilaciones de partituras (entre 1895 y 1953) de músicas cantoriales para voces solista o acompañada.
  • 10 cajas de archivos, la mayor parte incluyendo la indicación « Música judía del siglo XIX– Samuel David ». En realidad, las cajas n°1, 2, 3, 6, 7, 8 y 9 contienen principalmente los manuscritos (orquesta y partes separadas) de las obras de Samuel David, Director de la Música en el Consistorio en el último tercio del siglo 19. Samuel David era también compositor de música de ópera, de operetas y de sinfonías.

La caja 4 contiene diversas partituras impresas de inicios del siglo 20 y cartas relativas a la práctica musical sinagogal. La caja 5 contiene partituras de Salomon Rossi y manuscritos de Samuel David. Por último, la caja 10 incluye el texto de los programas radiofónicos de Léon Algazi « La voz de Israel » grabados entre 1932 y 1934. También se mencionan otras grabaciones, probablemente archivadas en Radio France. Esta caja 10 contiene también cuatro transcripciones manuscritas de melodías cantoriales.

– Biblioteca de la Alianza Israelita Universal (A.I.U.)

  • 45 rue la Bruyère – 75009 Paris (Contacto: Jean-Claude Kupermink)
    Descripción del fondo:
    Una de las colecciones más importantes sobre diversos aspectos del judaísmo. La parte puramente musical incluye los elementos siguientes :
    75 partituras de cantos en yiddish, a cappella o con acompañamiento instrumental (canciones, arias de ópera, operetas, teatro, liturgias ; músicas de
    Lebedoff, Goldfaden, Small, Sirota, Rosenblatt, etc.) publicadas en EE.UU entre 1897 y 1921.
  • 71 recopilaciones de diversas partituras (cantos litúrgicos, canciones yiddish, judeoespañolas…).
  • 68 estudios de antecedentes (libros, artículos) sobre las músicas judías.
  • La colección sonora es casi inexistente (algunos discos y casetes), la mayor parte de las grabaciones se depositó en la colección de Yuval (véase más adelante) que se conserva en los mismos locales que la Alianza Israelita Universal.

– Biblioteca del Memorial del Mártir Judío Desconocido

17 rue Geoffroy l’Asnier – 75004 París (Contacto: Sra Karen Taieb)
Colección específica (guerra 1939-1945), muy pocos archivos con un contenido musical: algunos libros y partituras sobre la música en los campos; unos libros generales sobre los músicos o compositores de origen judío (Darius Milhaud, Gustav Mahler…). En el mismo edificio en la planta baja, los archivos contienen dos partituras de música compuestas por músicos judíos en los campos de detención franceses.

– Biblioteca del Museo de Arte y de Historia del Judaísmo

Hôtel de St Aignan, 71 rue du Temple – 75003 París (Contactos : Isabelle Pleskoff, Alexandre Litvak)
Colección rica, en proceso de constitución.
Descripción del fondo:

  • 29 partituras de música yiddish (canciones, óperas, teatro musical de Goldfaden, Rumshiski, Small…) para voces, piano o violín, editadas entre 1900 y 1917 en Estados Unidos.
    Alrededor de 120 estampados con un contenido musical (libros, antologías musicales,
    partituras).
  • Ningún manuscrito musical.
  • 76 discos 78 giras grabados en los Estados Unidos, en Francia y en Palestina entre 1928 y 1950, incluyendo un repertorio de músicas populares yiddish (cabaret, humorísticas…), de músicas klezmer y de músicas cantoriales.
  • 250 discos compactos registrados en una base de datos disponible en la página web www.mahj.org/base_cd-audio
  • Colección iconográfica musical en gran parte digitalizada : postales de
    principios del siglo 20, grabados, pinturas, planches instrumentales…
  • Colección de vídeos musicales (26) : biografías de músicos, documental sobre
    diversas tradiciones musicales judías.

– Biblioteca Nacional

a) Departamento de los manuscritos hebreos
58 rue de Richelieu – 75003 París (Contacto: Michel Garel):
Esta colección, relativamente pequeña en cuanto a la música, fue inventariada y registrada en el R.I.S.M. (Repertorio Internacional de las Fuentes Musicales) por Israel Adler.

b) Departamento de Música
2 rue de Louvois – 75003 París (Contacto: Françoise Grange):
Colección muy considerable identificando todas las publicaciones francesas en el ámbito (depósito legal). Los archivos contienen más de 350 referencias a las músicas judías.

Sin embargo, los antiguos archivos no son digitalizados, lo que provoca una repetición entre todos los archivos. La totalidad del fondo aún incluye cerca de 80 recopilaciones de partituras, cuyas algunas fueron establecidas en el siglo 19.

  • Archivo principal: piezas principales y número de referencias ()
    Catálogo de los temas: música judía (140), canciones folclóricas (4), folclore judío (17), jasidismo (7), Israel, Historia (9), cantilación (18).
  • Catálogo Temas musicales: Judío (2)
  • Catálogo de los temas musicales: litúrgica, música (84)
    Archivo del Conservatorio Nacional Superior de Música (C.N.S.M.) :
  • Música judía (18), Diccionario judío (2)

– Biblioteca del Seminario Israelita de Francia

  • 9 rue Vauquelin – 75005 París (Contacto : Joël Touati)
    Colección importante e inédita, no inventariada hasta el momento : alrededor de 300 piezas (?)
    Descripción básica (el inventario completo se realizará más tarde) :
    Un número importante de recopilaciones de antiguas partituras impresas
    (último tercio del siglo 19).
  • Muchos manuscritos.
  • Libros sobre la música y la cantilación bíblica.
  • Transcripciones musicales con soporte microfilm de melodías cantoriales.
  • Unos pocos discos, ninguna banda magnética.

– Biblioteca Vladimir Medem

  • 52 rue René Boulanger – 75010 Paris (Contacto: Blanche Belfer)
    Esta colección importante y cualitativa se dedica principalmente a la cultura yiddish. Incluye las colecciones de la Asociación de Estudio y de Difusión de la Cultura Yiddish (A.E.D.C.Y.).
    Descripción del fondo :
    Alrededor de 150 recopilaciones de partituras yiddish de todos los géneros (canciones, operetas…)
  • Archivos (1950 a 1970) del repertorio del coro popular judío.
  • Partituras del coro judío de la Unión de los Ex Reclutas Voluntarios
    Luchadores Judíos 1939-1945.
  • Importante fondo sonoro : 200 microsurcos 78 giras y 300 microsurcos 33 giras y casetes comerciales o artesanales.

N.B. : esta colección se instalará pronto en la nueva casa de cultura Yiddish (18, passage Saint-Pierre Amelot París – XI°)

– Museo Nacional de las Artes y Tradiciones Populares

6 avenue du Mahatma-Gandi – 75016 París
Departamento de música y de palabra (Contacto: Florence Getreau)
La colección de música judía de las A.T.P. es muy limitada y no se relaciona
directamente con nuestra investigación. Se lo debemos sobre todo al músico y etnomusicólogo André Hajdu. Éste, alumno de Zoltan Kodaly en Hungría, recogió y depositó en los archivos del museo cuatro melodías de canciones judeorumanas. El museo posee también en sus colecciones catorce lamentos sobre el tema del « Judío vagabundo », procedentes de recopilaciones de venta ambulante que data de finales del siglo 18 y de inicios del siglo 19.

– Yuval, Asociación Francesa para la Preservación de las Tradiciones Musicales Judías

45 rue la Bruyère – 75009 París (Contactos : Yaffa Ellenberger, David Klein)
Se dedica exclusivamente a las músicas judías, esta colección incluye :
• Sección escrita : 130 libros, 80 partituras, 7 manuscritos, 50 bibliografías
de artistas.
• Sección sonora : 120 discos negros, 290 casetes de audio (grabaciones comerciales o copias de discos comerciales.), 150 casetes de audio (grabaciones étnicas o documentos no comerciales.), 70 casetes con fines pedagógicas (cursos, programas de radio, etc.), 80 discos compactos, 20 bandas sonoras y 10 DAT.
• Sección audiovisual : 2 vídeos.

N.B.: Las bibliotecas del Centro Rachi (75005), del Centro comunitario (75010), la Biblioteca judía (75019) y la biblioteca Moadon Ivri (75007), también fueron contactadas, pero no tienen ningún fondo significativo de músicas judías.

Conclusión:

Aunque no aspiran a la exhaustividad, los elementos de inventario que acaban de presentarse nos dan señales muy positivas en cuanto a la importancia de los fondos musicales judíos en Francia, tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo.
Teniendo en cuenta el gran número de documentos desconocidos y a menudo mal conservados, el programa Patrimonios musicales de los Judíos de Francia de la Fundación del Judaísmo Francés aparece como una manera de salvaguardar y dar a conocer la diversidad de las músicas judías de Francia, como una parte de pleno derecho del patrimonio musical francés.

References
1 Textualmente: titular de la tradición.
2 Única excepción notable, le shofar es un cuerno de carnero en el que se sopla durante las celebraciones del año nuevo (Rosh Hashaná) y del Día de la Expiación (Yom Kipur).
3 Como por ejemplo la Hora que es un baile originario de Rumania.

Compartir :

También le gustará

EL SEDER DE PESAJ DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS

En este artículo, echamos un vistazo a las principales canciones y oraciones de la noche del Séder de Pésaj, en…

Fondo Maurice El Médioni

En 2010, Maurice El Médioni donó al IEMJ una serie de documentos sonoros, vídeos de conciertos, programas, artículos de prensa…

El Médioni, Maurice (1928-2024)

Pianista, compositor, arreglista e intérprete, Maurice El Médioni, nacido en 1928 en Orán (Argelia), fue una de las principales figuras…

Sephardic Pizmonim Project

Archivos digitales de música de la comunidad sefardí de Alepo