El Nocturno Ville d’Avrayen de Georges Enesco (1881-1955)

Una partitura manuscrita inédita del compositor Georges Enesco, dedicada a Fernand Halphen, reencontrada en los archivos del IEMJ, por Hervé Roten

por Hervé Roten,

Compositor rumano, pero también violinista virtuoso, director de orquesta, pianista y pedagogo, Georges Enesco (Enescu en rumano) nació el 19 de agosto de 1881 en Liveni (Moldavia rumana).

enesco_250px_vertic.jpg

Niño prodigio, entró en el conservatorio de Viena a los 7 años. Estudió composición y violín y actuó regularmente en público a los 12 años. En 1895, se estableció en París para cursar estudios musicales en el conservatorio: composición con Jules Massenet y Gabriel Fauré, contrapunto con André Gédalge, y violín con Martin-Pierre Marsick.

En París, se hizo amigo de Alfred Cortot, Pablo Casals, Jacques Thibaud, Maurice Ravel, Jean Roger-Ducasse, Florent Schmitt, Paul Dukas y Fernand Halphen. En 1898, Enesco dedicó a Halphen su Nocturno Ville d’Avrayen para piano y trío de cuerdas. Dos años más tarde, Halphen dedicó a Enesco su Sonata en do # menor para violín y piano, sonata será probablemente interpretada por el propio Enesco durante su creación.

Durante la Primera Guerra Mundial, Enesco volvió a Rumanía, donde compuso su Segunda suite para orquesta (1915) y su Segunda sinfonía (1918), un Trío para violín, violonchelo y piano y siete Composiciones improvisadas para piano. Al final de la guerra, compartió su vida entre Francia y Estados Unidos donde dirigió regularmente la orquesta filarmónica de Nueva York. También dio numerosos recitales y conciertos en Francia, donde fue acompañado por Gabriel Fauré y Richard Strauss. A partir del 1928, empezó una actividad como profesor de violín y de interpretación en París, Siena, Nueva York y Cambridge. Entre sus alumnos figuran Yehudi Menuhin, Christian Ferras, Dino Lipatti, Ivry Gitlis, Arthur Grumiaux, Michel Schwalbé…

Durante la Primera Guerra Mundial, Enesco volvió a Rumanía, donde compuso su Segunda suite para orquesta (1915) y su Segunda sinfonía (1918), un Trío para violín, violonchelo y piano y siete Composiciones improvisadas para piano. Al final de la guerra, compartió su vida entre Francia y Estados Unidos donde dirigió regularmente la orquesta filarmónica de Nueva York. También dio numerosos recitales y conciertos en Francia, donde fue acompañado por Gabriel Fauré y Richard Strauss. A partir del 1928, empezó una actividad como profesor de violín y de interpretación en París, Siena, Nueva York y Cambridge. Entre sus alumnos figuran Yehudi Menuhin, Christian Ferras, Dino Lipatti, Ivry Gitlis, Arthur Grumiaux, Michel Schwalbé…
La Segunda Guerra Mundial vio la vuelta de Enesco a Bucarest. Se sumergió en la vida musical de la capital rumana. Firme defensor de la música contemporánea, compuso obras muy modernas : las Impresiones de infancia para violín y piano (1940), un Quinteto para piano y cuerdas (1940) y su segundo Cuarteto con piano (1944). Restablecida la paz, Enesco actuó como director o violinista en Moscú con David Oïstrakh y Emil Gilels, en Bucarest con Yehudi Menuhin o con piano junto a Ernst Wallfisch. El establecimiento del régimen comunista le llevó a exiliarse definitivamente. Refugiado en París y aunque afrontó dificultades financieras como de salud, siempre se quedó muy activo hasta su muerte durante la noche del 3 al 4 de mayo de 1955.

Las circunstancias de composición del Nocturno Ville d’Avrayen

capture_signature_enesco_redim.jpg

El 5 de julio de 1898, Georges Enesco, cuando tenía menos de 17 años, fue invitado por Fernand Halphen a Ville d’Avray, en la casa de sus padres. ¡Irónicamente para judíos, la vivienda de Georges y Alice Halphen se llama « El monasterio » ! Enesco, condiscípulo de Halphen en el conservatorio, pasó una estancia muy agradable y los dos amigos incluso prolongaron este día hasta bien entrada la noche. La luna era clara y provocó la inspiración de Enesco que va a componer un Nocturno Ville d’Avrayen para piano, violín, alto y violonchelo, que dedicará a Fernand Halphen, y a quien le dio el manuscrito.

En 2005, los descendientes de Fernand Halphen realizaron una donación de los archivos musicales del compositor al Centro Francés de Músicas Judías, el actual Institut Européen des Musiques Juives (Instituto Europeo de Músicas Judías). Entre los numerosos documentos aparece ese manuscrito caído en el olvido. Algunas búsquedas en Internet revelaron un bosquejo de la partitura. Otras mencionan esa partitura que data de 1931-1936, bajo un título ligeramente diferente: Nocturno Ville d’Avray. En 2012 se publicó un CD dedicado a los inéditos de Georges Enesco (Georges Enescu, The Unknown Enescu, Volume One, Music for violin) en el que aparece el Nocturno Ville d’Avrayen. Ese nocturno, reencontrado en un manuscrito conservado por el Instituto Cultural Rumano – Museo Georges Enesco, se describe como «un recuerdo emotivo de las relaciones fuertes que Enesco tenía con Menuhin » durante el período de 1931 a 1936. Según Malcolm MacDonald, autor del prospecto del disco, fue durante ese período que Enesco hubiera escrito ese nocturno que hubiera sido representado en la vivienda de los Menuhin, que vivían en ese momento en Ville d’Avray. En realidad, Enesco sólo actualizó esa obra de juventud para ser interpretado en particular por Menuhin al violín, Pierre Monteux al alto y Maurice Eisenberg al violonchelo. La historia borró el nombre del primer dedicatorio – Fernand Halphen – para sólo conservar el de Yehudi Menuhin. Encontramos esa inexactitud en muchas páginas web, como la de la BNF.

La comparación de los dos manuscritos de Enesco (ver más abajo), permite situar la creación del Nocturno Ville d’Avrayen en su época y su contexto original. Se trata de una obra de juventud (¡Enesco ni siquiera tenía 17 años!) inspirada en la naturaleza. En esa partitura, en la que se indica que se acabó el jueves 7 de julio de 1898 a las 3:20 de la madrugada, figuran indicaciones como «luna hermosa», «canto del gallo », « dan las doce ». Esa misma naturaleza le inspirará a Enesco un año más tarde una Aubade para violín, alto y violonchelo (1899) y más tardíamente una Serenata lejana para piano, violín y violonchelo (1903).

Ver el vídeo del concierto de gala del IEMJ 2015 incluyendo la interpretación del Nocturno Ville d’Avrayen según el manuscrito de Fernand Halphen
Escuchar fragmentos del CD Viniciu Moroianu toca Georges Enesco – Piezas para piano y música de cámara
Consultar un fragmento de la partitura reeditada por Salabert

También le gustará

Sephardic Pizmonim Project

Archivos digitales de música de la comunidad sefardí de Alepo

Léon Algazi (1890-1971), pionero de la música judía en Francia

En la serie "Itinerario de vida", Jacques Algazi (1934-2021) desvela la vida de su padre, Léon Algazi (1890-1971), incansable músico…

Sefarad in the piano – Toni Costa

Inspirado en la poesía popular judeo-española, el jazz, la música antigua y los ritmos populares del flamenco, el pianista Toni…

The Hoffman Book

Presentado por Susan Watts y editado por Ilana Cravitz, el Dr. Hankus Netsky y la Dra. Hannah Ochner, The Hoffman…