Hemsi, Alberto (1898-1975)

Extracto del folleto del CD Alberto Hemsi, Coplas sefardies, coll. Patrimonio musical de los judíos de Francia, Edición del IEMJ, 2004

Nacido el 27 de junio de 1898 en Cassaba – localidad turca al este de Esmirna (Izmir) – de padres de nacionalidad italiana, Alberto Hemsi inició sus estudios en la escuela de la Alliance Israélite Universelle. En 1913, beneficiario de una beca, la Sociedad de Música Israelita de Esmirna lo envió a Milán. Recibido en 1914 en el Real Conservatorio Superior de Música de Milán, estudió sólidamente con los grandes maestros de la época: piano con Andréoli, armonía, contrapunto y composición con Bossi y Perinello, etc.

Llamado a filas hacia el final de la Primera Guerra Mundial, ingresó en la escuela militar y se convirtió en oficial de infantería. Gravemente herido en el brazo derecho, obtiene varias condecoraciones civiles y militares. Se convirtió en capitán al final de las hostilidades, dejó el ejército para dedicarse únicamente al piano y la composición.

i_251__20_.jpgEn 1919, tras graduarse en instrumentación, Hemsi decide regresar a su tierra natal. Su regreso es celebrado por su familia, al son de las melodías ancestrales cantadas por su abuela materna. Marcado por la belleza de las canciones que escucha, Hemsi se da cuenta de la necesidad de salvaguardar este patrimonio que se conserva únicamente por tradición oral.

Entre 1920 y 1923, Alberto Hemsi enseñó teoría, piano y canto coral en Esmirna. De 1924 a 1927 permaneció en Rodas y allí, al mismo tiempo que daba clases, realizó investigaciones etnográficas y folklóricas, en particular con ancianas y cantaderas, esas cantantes semiprofesionales reconocidas por su hermosa voz, que las familias invitaban a cantar durante eventos especiales (bodas y otras celebraciones). También fue en Rodas donde conoció a su esposa Miriam con quien se casó a finales de agosto de 1930 y que le dio tres hijas: Allegra, Juliette y Ketty.

i_43-33_.jpgEn 1928, la Comunidad Israelita de Alejandría (Egipto) le ofreció el puesto de director musical del Templo Eliahu Hanaví. Profesor de música en las escuelas de la Comunidad, fundó y dirigió una orquesta de instrumentos de viento. También dio lecciones de armonía y composición en el Conservatorio G. Verdi de Alejandría hasta 1940, y luego en el Conservatorio de Música de Alejandría de 1952 a 1957. Después de la Guerra del Sinaí, se trasladó a París con su familia en 1957.

Durante su carrera parisina, Hemsi fue director musical de dos sinagogas sefardíes, Brith Shalom y Don Isaac Abravanel, y dio cursos de liturgia musical en el Seminario Judío de Francia. Musicólogo y gran trabajador de la causa del judeoespañol, presentó una serie de programas en español en la radio francesa para crear conciencia sobre el folklore judeoespañol. Poco antes de su muerte, en 1975, fue elegido corresponsal de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en reconocimiento a su labor en la música sefardí.

Poseedor de numerosos premios internacionales, reconocido músico, Alberto Hemsi deja una importante obra musical (54 obras), muchas de ellas inéditas y de excepcional calidad: numerosas piezas para canto y piano (Kal nidre, Yom guila, Biblical Visions, etc.) , para coro (Seis coros en ladino, Cuatro piezas hebreas, etc.), para uno o dos pianos (Tres danzas egipcias, Tres danzas bíblicas, etc.), para violín, viola o violonchelo y piano (varias suites sefardíes), además de para diferentes conjuntos y orquesta sinfónica (Bailes bíblicos, Escena sinfónica, etc.).

Gran parte de su obra existe únicamente en forma de calcos o manuscritos, actualmente en poder del Instituto Europeo de Música Judía tras la donación de sus archivos por parte de su viuda, la señora Myriam Capelutto Hemsi, el 5 de julio de 2004.

También le gustará