Kluger, Jacques (1912-1963)

Jacques Kluger nació el 23 de enero de 1912 en Anvers. Su padre, Maurice, comerciante nacido en Wisnicz en Galicia (actualmente en Polonia) en 1883, se instaló en Anvers en 1905. Participó en la creación de la bolsa de diamantes, y se casó con Rosa Steger, nacida en 1889.

Jacques creció en Anvers – donde se encontraba en ese momento la mayor comunidad judía de Bélgica – allí se dedicó al tenis y al billar. A la vuelta de un exilio con su familia en los Países Bajos durante la Primera Guerra Mundial, Jacques terminó sus estudios secundarios y aprendió cuatro lenguas: francés, inglés, alemán y yidis (que le será útil durante sus viajes de negocios y le permitió comunicar mejor con su padre), además de su lengua materna, flamenco. Sin embargo, Jacques no siguió estudios superiores y empezó a trabajar en 1929, en medio de una crisis económica.

Con Cab Calloway

Debido a la profesión de su padre, se destinó a la industria del diamante y se probó en división [tamaño] del diamante durante un año, pero su pasión por la música decidió otra cosa, y a los 18 años, inspirado por sus ídolos Duke Ellington y Cab Calloway, fundó una orquesta de jazz aficionada titulada “The Collegians”. Verdadero autodidacta, Jacques se embarcó en el jazz que no era una música convencional en ese momento. Con su orquesta, que dirigía y que tenía como miembro su hermano Johnny en la batería, ganó muchas competiciones. Se descubrió su talento y firmó un contrato con la radio flamenca para presentar el primer programa radiofónico de jazz en el mundo.

Con Louis Armstrong

A lo largo de los años 1930, Jacques organizó una serie de conciertos en Bruselas y Anvers con Duke Ellington y Louis Armstrong, en particular. Actuó también cada fin de semana con su orquesta durante noches de baile. Fue también durante este período que se casó con Adela Rozenbaum en 1935, que encontró por primera vez diez años antes. Era la sobrina del asociado de su padre, y vino a Polonia desde Miechow a los trece años para trabajar como talladora de diamantes. Dos años más tarde, nació su primer hijo, Jean. Entonces, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, Jacques estaba instalada en Anvers, casado y padre de familia plenamente comprometido con su pasión musical, el jazz.

Cuando la guerra estalló, Jacques huyó la presencia nazi y se mudó con su familia a Clermont-Ferrand, y luego pensando que la situación iba a mejorarse y que podría irse a Estados Unidos, volvió a Anvers. A todas luces, se equivocó y fue detenido la noche de Navidad de 1941 en un estudio de grabación en compañía de Felix Faecq, presidente del jazz club de Bélgica, por haber grabado y promovido música estadounidense. Tras 23 días pasados en la cárcel de Saint-Gilles, fueron liberados. Aún optimista, se fue de Anvers sólo en noviembre de 1942 y buscó refugio con su familia en zona libre, en Villeneuve-de-Berg en Ardèche (departamento francés), donde nació en abril de 1943 su segundo hijo, Roland. Desde la llegada de las primeras tropas estadounidenses, en junio de 1944, Jacques y su hermano Johnny volvieron a Anvers. La familia de Jacques llegará allí en marzo de 1945 debido a des vicisitudes de la guerra.

Al final de la Segunda Guerra Mundial empezó una nueva era, y Felix Faecq que heredó por su madre la editorial musical World Music Company le propuso que se asociaran. Entendiendo rápidamente la importencia de dominar el conjunto de la cadena de producción musical, fundaron un sello titulado Victory con el cual firmaron la orquesta de Ray Ventura, en particular y su nuevo cantante Henri Salvador. Jacques organizó también, en el ámbito del Plan Marshall, conciertos para las tropas estadounidenses estacionadas en Alemania. En 1949 nació su tercer hijo, Ludovic. A principios de los años 1950, aprovechando del crecimiento de la industria discográfica liderada por la revolución del microsurco[1]Jacques Kluger y Felix Faecq fueron los primeros representantes en Bélgica de la compañía Mercury con los nuevos LP (elepé) 25 y 30 centímetros., abrió con Felix Faecq filiales en Londres (Good Music) en colaboración con Ted Heath, en Nueva York (Zodiac Music), y también empresas conjuntas a través del mundo. La efervescencia de las editoras musicales prestándose a ello, y Jacques teniendo una apetencia por lo internacional, se puso a viajar mucho – mientras las duraciones de los trayectos y de las estancias aún eran largas – y aprovechó estos viajes para enriquecer su red editorial y asociarse con Wesley Rose en Nashville (Everly Brothers, Roy Orbison), Ralph Peer en Los Angeles (Brazil Tico Tico),  Jimmy Philips en Londres, Sugar en Italia, y Rolf Marbot con Raoul Breton – el emblemático editor de Trenet, Bécaud y Aznavour – en Francia. En pleno corazón de este frenesí, además del hecho de adquirir derechos de autor mundiales como Lullaby of Birdland, produjo y exportó éxitos mundiales como La Petite Valse (‘The Petite Waltz’) que existe en más de 200 versiones hoy en día, como la de Errol Garner. Así se convirtió en el fundador de la canción flamenca como editor y productor del artista n°1 de ese momento en Flandes, Bobbejaan Schoepen, pero también Bob Benny, Jean Walter, Will Tura o Louis Neef. En 1958, fundó, siempre con Felix Faecq, una nueva editorial discográfica Palette, que tuvo muchos éxitos internacionales, como Manhattan Spiritual por Reg Owen y Hawaii Tattoo por The Waikikis.

Con Claude Bolling

Más allá de la música, a Jacques le gustaban los creadores y éstos le daban un trabajo de buena calidad. Buscaba el talento y no podía resistir cualquiera sea el lugar. Cambió el curso de la carrera de muchos artistas, como Annie Cordy, Eddie Constantine, el letrista holandés Ernst Van Altena, o también el solista Alexis Weissenberg. Fue también el primer editor de Jacques Brel en Bruselas (Il peut pleuvoir), el productor de seis álbumes con Dolf Van Der Linden y la orquesta de la radio de Hilversum en los Países Bajos y de Alice Babs en Suecia. También permitió al compositor de Bluesette, Toots Thielemans, ir a Nueva York para encontrar a Georges Shearing y grabar con Benny Goodman. En 1950, el sello estadounidense Bally Records le pidió una serie de álbumes de Jazz en Europa, con el pianista Claude Bolling en particular, para Francia. Jacques será el testigo de la boda de éste.

Para Jacques, los proyectos y los éxitos se encadenaron. Produjo distintos álbumes para la marca Capitol en Los Angeles, entre ellos Jewish Music – Melodies Beloved the World Over, una grabación de 21 melodías judías arregladas y orquestadas por Benedict Silberman, acompañado con la orquesta de la radio holandesa.

The Best Jewish Songs in the World

Este proyecto le permitió rendir homenaje a su padre, que había muerto recientemente y que era gran amante de música tradicional judía. Su madre, pianista talentuosa, le ayudó a transcribir las canciones y melodías que elle tocaba con piano cuando animaba los fines de celebraciones de Shabat para los numerosos invitados de su marido al salir de la sinagoga. Este disco, que tuvo un cierto éxito, fue seguido un poco más tarde por la publicación de un segundo 33 tours (vinilo) titulado Jewish Memories, incluyendo 14 nuevas melodías. Estos dos discos fueron compilados y reeditados varias veces en diferentes soportes, ya sean casetes audios (The World of Traditional Jewish Memories) o CD (The Best Jewish Songs in the World, played by Benedict Silberman ou encore 30 greatest Jewish Songs, played by Bénédict Silberman).

La familia Kluger durante la grabación con B. Silberman

A finales de los años 1950, sus dos hijos mayores, Jean y luego Roland, empezaron a trabajar con él. Por desgracia, en 1961 sufría una enfermedad (enfermedad de Lou Gehrig) que era incurable y rápidamente le impidió ejercer cualquier tipo de actividad. Falleció dos años más tarde, el 26 de mayo de 1963, a los 51 años, acortando una vida llena de música, de viajes y de encuentros. Cumplió en un período de más o menos quince años lo que hubiera debido cumplirse a lo largo de una vida completa y supo vivir por su pasión. Desafortunadamente para él y su familia, le faltó sólo una cosa: el tiempo de disfrutar.

Biografía realizada en abril de 2022 por Arthur, uno de los bisnietos de Jacques Kluger

References
1 Jacques Kluger y Felix Faecq fueron los primeros representantes en Bélgica de la compañía Mercury con los nuevos LP (elepé) 25 y 30 centímetros.

También le gustará

Música judía en España

Artículo sobre la situación histórica de la música judía en España, por Jorge Rozemblum, director de Radio Sefarad y correspondiente…