Meyerbeer, Giacomo (1791-1864)

Giacomo Meyerbeer, cuyo verdadero nombre es Jakob Liebmann Meyer Beer, nació el 5 de septiembre de 1791 en Tasdorf, cerca de Berlín, en una familia judía rica. Su padre, Juda Herz Beer (1769-1825) estaba particularmente involucrado en el movimiento de emancipación y de integración de los judíos de Prusia. A principios del siglo XIX, los Judíos aún no disfrutaban de la ciudadanía prusiana; la administración pública les tenían prohibido, y muchas otras profesiones. Así, era casi imposible para un Judío seguir una carrera en la música sin convertirse.

Desde la infancia, el pequeño Jakob recibió educación con profesores particulares: Franz Lauska (1764-1825), profesor de piano en la Corte que le impartió sus primeras lecciones a partir del 1798, luego Muzio Clementi (1752-1832) y Georg Joseph Vogler (1749-1814). A los 10 años, Meyerbeer interpretó en vivo el concierto para piano en Re menor de Mozart y adquirió muy rápidamente une réputation de pianista brillante. De 1803 a 1807, estudió composición con Carl Friedrich Zelter (que será también el profesor de Felix Mendelssohn) y terminó el 12 de diciembre de 1803 su primera sonata para piano. Atraído por la ópera, se volvió luego el alumno de Bernhard Anselm Weber (1766-1821), director de orquesta de la Ópera Real de Berlín en aquel momento. Fue entonces cuando compuso su primera obra escénica, el ballet-pantomima Der Fischer und das Milchmädchen, que fue creado en el Teatro Real de Berlín el 26 de marzo de 1810.

giacomo_meyerbeer___e_desmaisons__._redim_450px_vertic.jpgEn 1816 se fue a Italia, donde asistió a una representación de la ópera Tancredi de Gioachino Rossini (1792-1868). Ese espectáculo fue una verdadera revelación. Así compuso obras de ópera (Romilda e Costanza en 1817, Semiramide riconosciuta y Emma di Resburgo en 1819, Margherita d’Anjou en 1820, L’esule di Granata en 1822 y por fin Il crociato in Egitto en 1824) que le aseguraron una reputación no sólo en Italia sino también en toda Europa, donde se considera igual de Rossini. Agradecido a Italia donde conoció sus primeros éxitos, el compositor italianizó su nombre, presentándose a partir de ese momento bajo el nombre de Giacomo Meyerbeer.

De 1825 à 1841, la mayor parte de su carrera se desarrolló en París. Gracias al apoyo de Luigi Cherubini, empezó el 18 de febrero de 1827 una colaboración fructífera con el libretista Eugène Scribe. Su primera obra común, Robert le Diable, fue creada en la Ópera el 21 de noviembre de 1831 y logró un triunfo. Meyerbeer se volvió miembro extranjero de la Academia de Bellas-Artes de París y fue elevado al grado de Caballero de la Legión de Honor el 19 de enero de 1832.

En 1840 el fallecimiento del rey de Prusia Federico-Guillermo III y la ascensión al trono de su hijo mayor Federico-Guillermo IV va a ser una oportunidad para Meyerbeer. El nuevo rey va a adoptar medidas mucho más liberales para los Judíos de Prusia. El 11 de junio de 1842, Federico-Guillermo IV designó Meyerbeer Generalmusikdirektor (director general de la música) de la Ópera Real de Prusia y supervisor de la música de la Corte Real. En cuanto a la dirección de la música sacra fue confiada a otro compositor de origen judío, pero convertido al protestantismo, Felix Mendelssohn (1809-1847).

meyerbeer-g-l-africaine-piano-chant-ca1925_rognee_redim_450px_vertic.jpgÀ partir del 1851, Meyerbeer residirá la mayor parte del tiempo en Berlín con su familia, y participará en la vida artística particularmente rica de la ciudad. Todo esto no le impidió viajar a menudo por toda Europa para presentar sus obras.

Muy cansado a causa de su intensa actividad creativa, Meyerbeer murió súbitamente el 2 de mayo de 1864 en París, mientras supervisaba las repeticiones de su última ópera, L’Africaine.

A lo largo de su vida, Giacomo Meyerbeer nunca negó su pertenencia al judaismo. Celebraba los cumpleaños de su familia siguiendo el calendario lunar judío y, cuando su abuelo murió, mientras tenía 20 años, había hecho la promesa a su madre de vivir respetando las leyes mosaicas. Su obra musical judía sin embargo es mínima: sólo conocemos dos composiciones hebreas. La primera es una obra de juventud, un Hallelujah para coro y órgano escrito en 1815 para la comunidad reformada de Berlín y cantado en el oratorio de Judah Herz Beer, el padre del compositor.

meyerbeer_ouvnoukho_yomar_redim_400px_vertic.jpgLa segunda, Ouv’noukho Yomar, resulta de los trabajos de Samuel Naumbourg (1817-1880), uno de los principales reformadores del culto hebraico francés en el siglo XIX. En 1846, mientras Naumbourg preparaba la publicación de una ercopilación de cantos hebreos en dos volúmenes Zemirot Israel, Cantos Religiosos de los Israelitas, pidió a Meyerbeer la permisión de añadir una de sus composiciones: Oración de los niños, publicada inicialmente en 1839 para tres voces de mujeres a cappella, antes de ser traducida al alemán en 1841 bajo el título Kindergebet. Meyerbeer aceptó y Naumbourg realizó un arreglo para coro de hombres y niños sobre el texto de la oración Ouv’noukho Yomar, recitada durante la llegada de los rollos de la Torá en el Arca Santa durante los oficios de Shabat y las celebraciones. Esta pieza fue publicada en París en 1847 en el segundo volumen de la recopilación de Naumbourg que consta de, por lo demás, las piezas de otros compositores como Fromental Halévy (1799-1862) o también Charles-Valentin Alkan (1813-1888).

Pedir el CD Jacques Offenbach et ses proches – De la synagogue à l’opéra – Vol.6, Ed. IEMJ, en nuestra tienda en línea

Más información sobre el CD Giacomo Meyerbeer – Hallelujah, adquisición de la mediateca Halphen

Documents joints

Compartir :
0:00
0:00

También le gustará

Yerushalayim shel zahav (Jerusalem of Gold)

Esta lista de reproducción contiene 12 versiones de la famosa canción de Naomi Shemer, Jerusalén de Oro (ירושלים של זהב…

Shemer, Naomi (1930 – 2004)

Naomi Shemer, considerada un icono de la poesía y la canción israelíes, nació el 13 de julio de 1930 en…

PUBLICACION DE 4 NUEVAS PARTITURAS CORALES E INSTRUMENTALES DEL COMPOSITOR ITAI DANIEL

La obra de Itaï Daniel se inspira profundamente en el judaísmo y sus músicas. Descubra cuatro nuevas partituras de este…

EL SEDER DE PESAJ DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS

En este artículo, echamos un vistazo a las principales canciones y oraciones de la noche del Séder de Pésaj, en…