Nekouda – Musique judéo-provençale

Música y cantos de las antiguas comunidades judías de Provenza

Magda, 2011

La nekuda en hebreo es el punto de partida de la melodía y, por extensión, el punto positivo en torno al cual se desarrolla el alma.

A lo largo de los siglos de su presencia en el Sur de Francia, que se remonta a la más remota antigüedad, las antiguas comunidades judías de Provenza, en simbiosis con su entorno, desarrollaron una cultura y un arte de vivir de los que quedan muchas huellas, sobre todo en su música.

Es música para celebraciones y reuniones, una música soleada, como el país anfitrión, en el que encontramos la noche oriental.

La música judeo-provenzal, nacida en la encrucijada de España, Italia y el norte de Europa, es vehículo de las influencias más contrastadas. Los sonidos de la Andalucía de las tres culturas, del Barroco italiano y de la Edad Media francesa, todos bajo el paraguas provenzal, se encuentran aquí con gran placer y sutileza…

C’est ce répertoire inédit du patrimoine musical de la diaspora provençale, tombé dans l’oubli, que l’ensemble Nekouda ramène à la pleine lumière.

El grupo Nekouda recupera este repertorio olvidado y inédito del patrimonio musical de la diáspora provenzal.

Para todos los pedidos: www.nekouda.fr

Escuchar el programa de radio del IEMJ sobre música judeo-provenzal

Compartir :
0:00
0:00

También le gustará

Le triptyque Darius Milhaud

Samedi 29 juin 2024, 18h30 Salle du Moulin Saint-Julien 288, cours Gambetta – 84300 CAVAILLON Dans le cadre des célébrations…

De los Cárpatos a los Balcanes – Una escapada musical de Oeste a Este a cargo del dúo Kalarash & invitados

El 16 de junio de 2024, a las 18:00 h, en el Espace Rachi (París 5e), Concierto Des Carpates aux…

Taller de baile klezmer con el grupo Kalarash

El 16 de junio de 2024, de 11:00 a 13:00 h en el Espace Rachi (París 5e), taller de bailes…

Yerushalayim shel zahav (Jerusalem of Gold)

Esta lista de reproducción contiene 12 versiones de la famosa canción de Naomi Shemer, Jerusalén de Oro (ירושלים של זהב…